Amenazan a cuatro periodistas y cinco medios alternativos en Bogotá

0

A través de un panfleto, al parecer firmado por las “Águilas Negras” bloque capital, los periodistas Martha Delgado, Guillermo Castro, Manuel Arango y Omar Vera, de los medios alternativos El Macarenazo, Clarin de Colombia y El Turbión, respectivamente, fueron amenazados de muerte.

En el documento, en el que además se menciona a Colombia Informa y Desde Abajo, se les señala de “izquierdosos” informantes de la guerrilla, disfrazados de defensores de derechos humanos, y realizan plegarias relacionadas con frases fúnebres.

Los cinco medios alternativos coinciden en componentes populares en sus contenidos, informando sobre los procesos de resistencia y luchas de comunidades excluidas, organizaciones y movimientos sociales, campesinos, indígenas y víctimas.

En diálogo con Omar Vera, director de El Turbión, aseguró que desde hace cuatro años no recibían amenazas de forma directa, pero que a través de redes sociales sí han sido estigmatizados y agredidos por los contenidos que han publicado. Adicionalmente, recordó que recientemente han difundido temas relacionados con los falsos positivos de Soacha y sobre una audiencia de líderes sociales donde un congresista mencionó a las Águilas Negras.

La Federación Colombiana de Periodistas, rechaza estas intimidaciones que buscan silenciar a los comunicadores alternativos; exige a la Fiscalía General de la Nación investigar con celeridad y judicializar a las personas que originaron estas amenazas. Así mismo, FECOLPER solicita a la Unidad Nacional de Protección realizar con prontitud los estudios de nivel de riesgo y brindar las garantías de seguridad para los periodistas y los medios.

Gremios trabajan por la dignificación y el reconocimiento del periodismo como profesión

0

La Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER, el Colegio Nacional de Periodistas, CNP y la Asociación Colombiana de Periodistas Deportivos, ACORD, organizaciones de base con más de 10 años de creación y que agrupan a cerca de 2800 periodistas y trabajadores de los medios en el país, se dieron nueva cita en Bogotá para revisar propuestas comunes que permitan la reivindicación del periodismo.

Una de sus primeras acciones tiene que ver con la preocupación constante del riesgo con que trabajan los hombres y mujeres periodistas; por esta razón el pasado 30 de agosto sostuvieron encuentro con el senador Richard Aguilar, con el propósito de conocer la iniciativa legislativa No. 234  de 2018 que se tramita en el congreso y que busca reconocer la profesión de comunicación social – periodismo y crear un consejo para el cumplimiento de los derechos inherentes al ejercicio periodístico y promover su función social.

Al término de la reunión, las organizaciones con presencia nacional, acordaron aceptar el llamado del senador Aguilar para revisar el articulado propuesto por el equipo legislativo y aportar insumos técnicos que permitan fortalecer el contenido con aspectos relacionados con garantías para ejercer en condiciones de seguridad y libertad. Adicionalmente, los gremios participarán en la audiencia pública que se realizará el 17 de septiembre en el auditorio Luis Guillermo Vélez, a partir de las 2 de la tarde en el edificio nuevo del congreso.

En un encuentro adicional que se realizará hoy, se reflexionará respecto a la pertinencia de una credencial que pueda acreditar a los periodistas para efecto de su reconocimiento y caracterización, así como también sobre la labor que desarrollan de manera empírica otras personas para garantizar el derecho a la información.

Los gremios coinciden en la necesidad de que más organizaciones de la sociedad civil y quienes trabajan en la actividad periodística, se sumen a todos los espacios de diálogo que permitan reflexionar y discutir desde la realidad que se afronta y que especialmente padecen los comunicadores en las regiones.

Coviandes obstruye el ejercicio periodístico en cubrimiento sobre derrumbes en la vía al Llano

0

Sneyder Rico Murcia, corresponsal de Noticias Caracol TV para el Meta, denunció que el pasado viernes, la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) obstruyó su trabajo periodístico al impedir acceder a zona cercana a deslizamientos que se han registrado en el kilómetro 64 de la vía Bogotá a Villavicencio.

“Un ingeniero de Coviandes dio la orden a personal de la Concesionaria, así como a la Policía para restringir el paso a la parte alta de la montaña acordonada, pese a ser un predio privado y haber obtenido autorización de la dueña, especialmente argumentando el no uso de elementos de protección; además se les instruyó para no entregar información y al parecer se coaccionó con intimidaciones a pobladores para no brindar entrevistas”, aseguró, Rico Murcia.

La Asociación de Periodistas y Comunicadores del Meta (Asopemet) por intermedio del coordinador del comité de Derechos Humanos, consultó sobre los hechos denunciados a Coviandes, y mediante comunicado público respondieron:

“La aparente confrontación se da por la insistencia de los vigías de no permitir el ingreso tanto de él como de su camarógrafo, atendiendo las instrucciones de seguridad dadas por Coviandes… Dichas instrucciones restringen el paso a cualquier persona por la zona que, como se observa en el video que el señor Rico publicó se encuentra bastante afectada…”.

No obstante lo anterior, Asopemet tuvo acceso a un video grabado el mismo viernes por pobladores de la zona, en donde traspasan zona acordonada, y comentan que han subido al área de grietas para evidenciar las afectaciones que han sufrido los predios. En el registro audiovisual se les observa sin elementos protección tales como cascos y botas antideslizantes.

Para Asopemet, así como también para la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper), resulta contradictorio que al equipo de Caracol Noticias se le impida acceder a la zona, mientras ciudadanos pudieron realizar registros en el área afectada.

De acuerdo con la documentación de las organizaciones, esta sería la tercera vez en que se les restringe su trabajo y retira del corredor vial argumentando temas de seguridad, por lo que han tenido que utilizar tecnología, como drones, para develar información sobre los constantes derrumbes.

“El no facilitar suficientemente a los medios el acceso de información de interés público y obstruir el paso de los periodistas a las zonas afectadas, son actos que atentan gravemente contra la libertad de prensa, porque además se impide a los ciudadanos estar informados sobres hechos sensibles que podrían poner en riesgo la vida de los pobladores y de los transeúntes”, resaltaron las organizaciones gremiales.

Asopemet y Fecolper rechazan toda obstrucción para acceder a hechos de interés público, e invitan a Coviandes no solo a enviar información parcial, sino también a responder las inquietudes de los periodistas a través de voceros con los que se pueda contrastar información.

Y la conminan de manera urgente a dar a conocer sus protocolos de comunicación, así como también los mecanismos de protección que la empresa haya adoptado para periodistas interesados en cubrir las áreas afectadas, dadas las condiciones actuales en que se reportan nuevas afectaciones y cierres en la vía.

La Asociación de Periodistas del Meta hace parte de la Federación Colombiana de Periodistas, entidad gremial que asocia a cerca de 1.200 periodistas en Colombia, miembro de la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Villavicencio, Meta, 27 de agosto de 2018.

Édgar Alfonso Aroca Campo              Adriana Hurtado Cortés
Presidente                                      Presidenta
Asociación de Periodistas del Meta    Fecolper

Arremetida contra la prensa en Colombia

0

El origen de la violencia contra periodistas en Colombia, que antes podía ubicarse claramente en la acción de los grupos armados ilegales y estructuras del narcotráfico, hoy resulta difuso. En cierta forma se ha transitado entre la mordaza de las armas y la de las decisiones judiciales, las amenazas en redes sociales, el acoso judicial, las campañas de estigmatización y otros métodos, que aunque no siempre están relacionados directamente con la dinámica del conflicto armado logran restringir el ejercicio periodístico.

A propósito de que mañana 4 de agosto se celebra en Colombia por Ley el Día del Periodista, la Federación Colombiana de Periodistas –FECOLPER- alerta sobre 4 graves problemáticas que se han disparado este año, se plantean desafíos para el nuevo gobierno y se solicita investigar dos crímenes contra trabajadores de medios de comunicación.

1. Incremento de vulneraciones y afectaciones

¿Amenazas virtuales o reales?

Desde 2015, la Fecolper ha documentado el aumento progresivo de las amenazas contra periodistas como principal forma de agresión contra la libertad de prensa en el país. En lo corrido de este año se ha registrado un número alarmante de amenazas desde la red, que no puede ser reducido a la existencia de “reacciones agresivas de inconformes” frente a las temáticas que se informan o investigan, sino que obligan al Estado a revisar con seriedad las motivaciones, medios y responsables detrás de los mensajes amenazantes.

La intimidación, el acoso y las amenazas a través de redes sociales se han convertido en un modus operandi que no sólo busca amedrentar al periodista, sino que constituye el “aviso” de agresiones directas contra su vida e integridad que tienen capacidad de materializarse. La Fecolper ha conocido casos en los que las amenazas por redes han escalado a seguimientos, intimidaciones físicas e incluso el exilio de periodistas, sin que la Unidad Nacional de Protección – UNP y la Fiscalía General de la Nación haya siempre iniciado medidas efectivas para investigar los hechos y proteger a las víctimas.

Urge que el Estado desarrolle acciones de investigación oportunas, calificadas y efectivas que impidan que la impunidad allane el camino para la continuidad de este método de intimidación a los periodistas. La inoperancia de la Fiscalía General de la Nación frente a las amenazas virtuales deja en evidencia que no se cuenta con las herramientas técnicas e informáticas necesarias para identificar a los responsables de las amenazas virtuales. Así lo ha reconocido la propia entidad.

En lo corrido de este año, a través de redes sociales como Twitter o Facebook han sido amenazados periodistas de diversos medios en el país

¿Temas vetados?

Un termómetro para medir la democracia de un país es apreciar la calidad de su prensa. Cuando se anula el periodismo como forma de fiscalizar el poder, cuando se vetan temas o se impide el acceso a la información a quienes ejercen la actividad periodística, la democracia desaparece o por lo menos se agrieta. Aunque no existan vetos explícitos, es posible identificar en el país temas sobre los cuales operan restricciones especialmente relacionadas con presiones e intereses de estructuras de poder y control territorial de grupos armados, cuyo cubrimiento generalmente representa un riesgo para la vida de los periodistas.

En muchas de estas restricciones o formas de censura intervienen de forma directa funcionarios públicos, especialmente quienes ejercen cargos políticos o de elección popular, y la Fuerza Pública.

Cada vez que se impide a un periodista el cubrimiento de una audiencia judicial, se restringe el acceso a la información sobre asuntos de interés nacional como el manejo de los dineros públicos, se le intimida por el ejercicio de su oficio buscando que se retire información publicada o se prohíbe investigar temas relacionados con la administración pública, se estrecha la libertad de prensa y por ende la democracia.

En 2018 ha quedado en evidencia que el cubrimiento de temas judiciales, de medio ambiente, corrupción, economías ilegales (micro-tráfico, narcotráfico, minería), control territorial de estructuras armadas ilegales y los posibles vínculos de estas con elites de poder local y regional todavía representa riesgos a los periodistas en el país, especialmente para quienes ejercen su labor en los territorios y regiones.

Además de los temas “vetados” o de riesgoso cubrimiento, Fecolper también ha conocido que en algunas regiones de los departamentos de Caquetá y Norte de Santander se está restringiendo el acceso de los periodistas al territorio, al tiempo que se prohíbe a sus pobladores la entrega de información, lo que constituye una censura programada y generalizada que impide informar a la sociedad sobre asuntos de su interés.

¿Búsqueda de justicia o acoso judicial?

El uso de mecanismos o acciones judiciales como estrategia para censurar la actividad periodística se enmarca en la reconfiguración de las formas de violencia contra la Libertad de Prensa en el país que ha tenido lugar en los últimos años y que registra un aumento sostenido de casos en los que particulares, políticos y funcionarios públicos abusan del derecho a la rectificación con el fin de censurar el libre ejercicio periodístico.

Uno de los casos más recientes se registró al cierre del primer semestre del año con el fallo del Juzgado Séptimo Penal del Circuito de Medellín que obligaba a Noticias Uno a un imposible: la rectificación de una noticia cierta y su retiro de la página web. Esta decisión va en contravía del propósito de la rectificación, que no procede cuando la información publicada es veraz. Así también se han documentado casos contra medios de comunicación en Santander y Huila.

Para Fecolper es grave el desconocimiento de los fiscales y jueces de los estándares internacionales y constitucionales de protección a la libertad de prensa en el tratamiento de este tipo de casos.

Para que se configure el acoso judicial no es necesario llegar a una condena, sino que basta con someter al periodista a un proceso judicial desgastante y engorroso que no sólo afecta la credibilidad, sino que además genera costos emocionales, de orden económicos y laborales que afectan el ejercicio del oficio.

2. Protección riesgosa

Fecolper alertó desde 2015 sobre las fallas en el modelo de protección a periodistas en situación de riesgo a cargo de la Unidad Nacional de Protección – UNP, referidas al déficit presupuestal de la entidad, limitaciones en la evaluación de los riesgos específicos de la actividad periodística, morosidad en los trámites y la toma de decisiones sobre esquemas de protección, y los retrasos injustificados en la implementación de los mismos.

También se alertó sobre los riesgos de la tercerización de los servicios de seguridad con empresas privadas o uniones temporales sin que la UNP cuente con mecanismos de seguimiento que permitan asegurar la idoneidad de los escoltas y la eficacia de la protección. Este vacío se conecta con denuncias e informes periodísticos sobre infiltración de personas como escoltas en los esquemas de protección, que podrían estar relacionadas con investigaciones sensibles de periodistas en riesgo en Colombia, comprometiendo la responsabilidad directa de la UNP en el aumento de la situación de inseguridad y en vulneración a la libertad de prensa de quienes debido a graves amenazas contra sus vidas se ven obligados a recurrir a la protección del Estado.

Finalmente, es importante insistir en la necesidad de que la Fiscalía General de la Nación acelere los procesos de investigación sobre agresiones a la libertad de prensa como medida para enfrentar los altos niveles de impunidad, que se traduce en un estímulo para la continuidad de la violencia contra los periodistas.

Las reformas, ajustes institucionales y creación de nuevas estrategias de protección en el marco de la implementación del Acuerdo de Paz deben considerar de forma diferenciada los riesgos y necesidades de protección de los periodistas locales y regionales.

3. Condiciones Laborales. Precariedad en el empleo periodístico 

¿De qué manera influyen las condiciones laborales de los periodistas en la calidad e independencia de la información que producen? Las malas condiciones laborales de los periodistas en Colombia es uno de los factores que afecta la Libertad de Prensa e incide en la decisión de muchos periodistas de abandonar la profesión o cambiar de oficio.

En Colombia, los periodistas generalmente no cuentan con estabilidad laboral, ni garantías de seguridad social: se ven sometidos a la rotación permanente de personal en los medios, extensas jornadas laborales sin reconocimiento de horas extras, despidos masivos y, en muchos casos, a la venta de pauta publicitaria como forma de asegurar sus ingresos. Sumado a esto, las mujeres periodistas enfrentan condiciones laborales más difíciles que las de sus pares, muchas se ven obligadas a dejar de trabajar en cuanto forman una familia, sus ingresos en ocasiones son más bajos y están expuestas al acoso laboral e incluso sexual por parte de sus compañeros, jefes de trabajo y de hombres asignados a sus esquemas de protección.

En los últimos años se han conocido varios casos de despidos sin justa causa aparente o despidos masivos de periodistas en distintos medios de comunicación, sin que haya sido posible hacer una verificación del debido proceso.

Esta realidad se refleja en restricciones a la independencia periodística, especialmente en las regiones del país. Las presiones de anunciantes, de la misma empresa periodística y de diversos factores económicos, permiten afirmar que no están dadas las condiciones necesarias para un pleno desarrollo de la calidad informativa. Si bien la mayoría de los periodistas desarrollan su labor más por vocación que por cualquier otra motivación, es fundamental asegurar su estabilidad a través de un contrato laboral digno, que reconozca derechos a la seguridad social y demás prestaciones de ley.

La inexistencia de bases de datos oficiales sobre el gremio periodístico y el subregistro de denuncias sobre afectaciones laborales hace dificil el seguimiento a este tipo de casos. Se ha naturalizado esta “forma de funcionamiento” del oficio, tanto así que en muchos casos los periodistas optan por no denunciar o impulsar procesos legales para la protección de sus derechos por miedo a ser vetados en otros medios o empresas periodísticas.

Fecolper insiste en el impulso de una Mesa de Concertación con participación del Ministerio del Trabajo, las empresas periodísticas, los medios de comunicación y organizaciones gremiales de base que permita dialogar y construir consensos sobre la garantía y protección de los derechos laborales de los y las periodistas, que redunde en un ejercicio periodístico más libre.

4. Política Pública para la Libertad de Prensa.  Incumplimiento y necesidad de reactivación

El Gobierno de Juan Manuel Santos cerró su periodo con promesas incumplidas al gremio periodístico del país: la formulación de la “Política pública para garantizar el derecho a la libertad de expresión de las personas que ejercen la actividad periodística en Colombia” a cargo del Ministerio del Interior; y el Proceso de Reparación Colectiva a Periodistas a cargo de la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas.

Desde FECOLPER hacemos un llamado a dar continuidad a estos procesos de concertación y construcción interinstituicional iniciados en 2012. Es central para el gremio culminar de forma exitosa estos procesos, en los cuales se han focalizado esfuerzos, propuestas y recursos por parte de las distintas organizaciones de la sociedad civil, universidades y organizaciones gremiales que han participado durante más de 4 años.

Proponemos retomar la propuesta de decreto socializada por el Ministerio del Interior que desarrolla la política pública para la libertad de expresión de quienes ejercen la actividad periodística con el fin de lograr su ajuste y pronta expedición. En el mismo sentido, sobre el proceso de reparación colectiva a periodistas, es fundamental que se finalice la fase de diagnóstico del daño para avanzar en la formulación del Plan Integral de Reparación Colectiva con claridades sobre el alcance efectivo de las medidas que se consignen. No puede perderse el camino andado, ni lo construido por los distintos actores que han participado de estos procesos.

Es fundamental que se asegure la participación de las entidades del sector, las organizaciones gremiales de periodistas, la academia y demás organizaciones de la sociedad civil en los procesos de diseño de políticas públicas y propuestas normativas que de cualquier forma afecten o se relacionen con la libertad de prensa y el ejercicio periodístico en el país.

***

Para hacer frente a estas problemáticas que limitan la Libertad de Prensa, la Federación Colombiana de Periodistas -FECOLPER- invita al nuevo gobierno de Iván Duque Márquez y su gabinete a entablar un proceso de diálogo abierto con el gremio periodístico que permita concertar una agenda trabajo, construir alternativas de solución y consolidar sinergias para su efectiva implementación. Insistimos en la importancia de que el nuevo gobierno escuche las voces del periodismo local y regional, que es el más afectado por las presiones, restricciones y agresiones contra la prensa en el país.

Al cierre de este informe sobre la situación de la Libertad de Prensa se ha informado del asesinato de 2 trabajadores de medios de comunicación en el suroccidente colombiano el 2 de agosto. Se trata del locutor Valentín Rúa Tezada, colaborador de la Emisora Salvajina Estéreo, en el municipio de Suárez (Cauca), y del periodista Jairo Alberto Calderón, director del Periódico Comercial Contactos, en el municipio de Tuluá (Valle del Cauca). Registramos con preocupación estos hechos y hacemos un llamado a que se inicie una investigación pronta que permita esclarecer las motivaciones detrás de estos crímenes.

***

La Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER, es una organización de base social que agrupa a 31 organizaciones locales de periodistas y a 1200 trabajadores de los medios en el país, promueve la libertad de prensa y el derecho a la información en Colombia.

Amenazan a periodistas que cubrían ruptura de poliducto y derrame de crudo en las aguas del río Magdalena

0

La Federación Colombiana de Periodistas rechaza las amenazas de la que fueron víctimas hoy los periodistas Edgar Osma y Marco Fidel Quintero, quienes realizaban un trabajo para el canal regional TRO, en Bucaramanga.

En diálogo con la Fecolper, el periodista Edgar Osma relató: “me encontraba con mi compañero Marcos Fidel en el municipio de Puerto Wilches cubriendo, para el Canal TRO y otros medios, la noticia relacionada con la ruptura del poliducto y el derrame de crudo en las aguas del río Magdalena, a nuestro regreso a Bucaramanga, a la altura del kilómetro 8, fuimos interceptados por dos hombres en motocicleta, el parrillero portaba un revolver y al acercarse a nuestro vehículo nos trataron con groserías, grandes HP, de aquí se largan dejen de meterse en lo que no deben sino ustedes y su familias se mueren”.

Los dos periodistas tienen muchos años trabajando para diferentes medios de comunicación a nivel regional y a nivel nacional, especialmente en temas de orden público, ambientales, construcción de paz, derechos de las víctimas, son integrantes de Funperpaz y actualmente prestan sus servicios como free lance para el Canal regional TRO y otros medios.

La Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper, repudia esta amenaza y exige a la Fiscalía General de la Nación investigaciones contundentes que permitan identificar y judicializar a las personas que este viernes amenazaron a los dos periodistas santandereanos y a la Unidad Nacional de Protección garantizar de manera inmediata la integridad física y la seguridad de los comunicadores y sus familias.

Amenazan a periodistas que cubrían ruptura de poliducto y derrame de crudo en las aguas del río Magdalena

0

La Federación Colombiana de Periodistas rechaza las amenazas de la que fueron víctimas hoy los periodistas Edgar Osma y Marco Fidel Quintero, quienes realizaban un trabajo para el canal regional TRO, en Bucaramanga.

En diálogo con la Fecolper, el periodista Edgar Osma relató: “me encontraba con mi compañero Marcos Fidel en el municipio de Puerto Wilches cubriendo, para el Canal TRO y otros medios, la noticia relacionada con la ruptura del poliducto y el derrame de crudo en las aguas del río Magdalena, a nuestro regreso a Bucaramanga, a la altura del kilómetro 8, fuimos interceptados por dos hombres en motocicleta, el parrillero portaba un revolver y al acercarse a nuestro vehículo nos trataron con groserías, grandes HP, de aquí se largan dejen de meterse en lo que no deben sino ustedes y su familias se mueren”.

Los dos periodistas tienen muchos años trabajando para diferentes medios de comunicación a nivel regional y a nivel nacional, especialmente en temas de orden público, ambientales, construcción de paz, derechos de las víctimas, son integrantes de Funperpaz y actualmente prestan sus servicios como free lance para el Canal regional TRO y otros medios.

La Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper, repudia esta amenaza y exige a la Fiscalía General de la Nación investigaciones contundentes que permitan identificar y judicializar a las personas que este viernes amenazaron a los dos periodistas santandereanos y a la Unidad Nacional de Protección garantizar de manera inmediata la integridad física y la seguridad de los comunicadores y sus familias.

Amenazan a periodistas que cubrían ruptura de poliducto y derrame de crudo en las aguas del río Magdalena

0

La Federación Colombiana de Periodistas rechaza las amenazas de la que fueron víctimas hoy los periodistas Edgar Osma y Marco Fidel Quintero, quienes realizaban un trabajo para el canal regional TRO, en Bucaramanga.

En diálogo con la Fecolper, el periodista Edgar Osma relató: “me encontraba con mi compañero Marcos Fidel en el municipio de Puerto Wilches cubriendo, para el Canal TRO y otros medios, la noticia relacionada con la ruptura del poliducto y el derrame de crudo en las aguas del río Magdalena, a nuestro regreso a Bucaramanga, a la altura del kilómetro 8, fuimos interceptados por dos hombres en motocicleta, el parrillero portaba un revolver y al acercarse a nuestro vehículo nos trataron con groserías, grandes HP, de aquí se largan dejen de meterse en lo que no deben sino ustedes y su familias se mueren”.

Los dos periodistas tienen muchos años trabajando para diferentes medios de comunicación a nivel regional y a nivel nacional, especialmente en temas de orden público, ambientales, construcción de paz, derechos de las víctimas, son integrantes de Funperpaz y actualmente prestan sus servicios como free lance para el Canal regional TRO y otros medios.

La Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper, repudia esta amenaza y exige a la Fiscalía General de la Nación investigaciones contundentes que permitan identificar y judicializar a las personas que este viernes amenazaron a los dos periodistas santandereanos y a la Unidad Nacional de Protección garantizar de manera inmediata la integridad física y la seguridad de los comunicadores y sus familias

.

La violencia de género en los lugares de trabajo, una problemática silenciosa que afecta la libertad de prensa

0

Mujeres y hombres periodistas de distintas regiones de Colombia, conocieron, identificaron y reflexionaron sobre la violencia en los lugares de trabajo, especialmente la de género, y cómo esta se ve reflejada en diversas formas de afectación con particularidades propias de las construcciones sociales y de la discriminación: abuso sexual ─que incluye el acoso sexual y la intimidación─, abuso de poder, acoso laboral y amenazas basadas en el género.

En el Seminario taller “Provocadoras: las violencias desde las palabras y los lugares de trabajo”, desarrollado en marzo en la capital del país por la Federación Colombiana de Periodistas con el apoyo de IMS, Union to Union, Casa de la Mujer y ENS, se habló de la dificultad de reconocer estas afectaciones y la baja denuncia debido al temor de perder el trabajo y la dependencia económica.

Violencias Género en el trabajo

Esti Ortiz, encargada de comunicaciones de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, presentó los resultados de una encuesta basada en testimonios de 400 periodistas de 50 países, que concluye que 1 de cada 2 periodistas (48%) habían sufrido algún tipo de acoso en el trabajo mientras ejercían su labor, siendo el maltrato verbal (63%), ´Troleo´ online / ciberacoso (44%), maltrato psicológico (41%), acoso sexual (37%), explotación económica (21%) y violencia física (11%), las formas más recurrentes.

Sandra Chaher, experta argentina invitada, aseguró que “la violencia de género debe ser parte de las políticas públicas de seguridad para visibilizar el tema como una problemática estructural en la que hay posiciones de control y de subordinación también el ámbito laboral y que requiere ser abordada como una violación de derechos humanos”. (Ver aquí intervención)

Adriana Hurtado, presidente de la Federación Colombiana de Periodistas, se refirió a la necesidad de denunciar los hechos, combatir la discriminación y tomar medidas contra los atacantes tanto en los lugares de trabajo como en los estrados judiciales.

“Necesitamos tener espacios para seguir hablando, documentando, hacer pedagogía y combatir estos abusos, no se puede desconocer que han ocurrido y siguen presentándose silenciosamente en trabajos formales e informales, en menoscabo de la libertad de prensa y de la dignidad de las mujeres periodistas. En Fecolper se han conocido casos donde se presiona sexualmente a mujeres periodistas para acceder a publicidad; sabemos que varias se han visto obligadas a cerrar sus cuentas en las redes sociales debido al ciberacoso; y también hay registro de amenazas no solo a ellas sino a sus familias para intentar silenciarlas”, puntualizó Hurtado.

Adicionalmente, informó que FECOLPER presentará un Manual de Protección a Periodistas, que incluye particularidades de la violencia contra las mujeres y que explica como evaluar los riesgos, vulnerabilidades y aumentar las capacidades para enfrentar la violencia.

En encuentro de coordinadores zonales, Fecolper activa Secretarías de Derechos Humanos

0

Las seis coordinaciones zonales de la Federación Colombiana de Periodistas participaron en el Seminario Taller: Herramientas para gestionar la protección y seguridad a periodistas desde organizaciones locales de base social, el 23 y 24 de febrero en Medellín, en el que se activaron las Secretarías de Derechos Humanos de la FECOLPER, con el fin de generar estrategias de prevención y protección desde el gremio.

Adriana Hurtado, presidente de la FECOLPER, aseguró que “En los últimos años, la violencia contra los periodistas en el país ha registrado cambios significativos en cuanto a tipo de agresiones, lugares de ocurrencia y agentes victimarios, que sin duda configuran un nuevo escenario de censura para quienes ejercen la actividad periodística; por esta razón las Secretarías apoyarán el trabajo local de la Federación para contribuir a un ambiente favorable a la libertad de prensa; no obstante, de la responsabilidad del Estado como garante de este derecho y del de los ciudadanos a recibir información”.

La actividad, que tuvo énfasis en la presentación y puesta en prueba del Protocolo de atención afectaciones a periodistas, que hace parte del Sistema Atención Periodistas SAP – TM de FECOLPER, desarrolló ejercicios prácticos sobre cómo documentar, verificar, registrar y valorar la información sobre casos de afectaciones a la libertad de prensa, y cómo reportarlos a la Federación para la determinación conjunta de algunas de las 10 posibles acciones a seguir.

En esta capacitación, que contó con el apoyo de International Media Support, asistieron además cuatro periodistas de Villavicencio, Cartagena, Valledupar y Cali, quienes son encargados de derechos humanos en sus organizaciones de base u obtuvieron los mejores puntajes en el curso online de derechos de las víctimas realizado por la Fecolper en su escuela virtual durante 2016.

Activación Secretarías DDHH Fecolper

Los coordinadores regionales (Pacífico, Antioquia y Eje Cafetero, Andina, Amazonía, Orinoquía, Caribe) y periodistas, recibieron adicionalmente un curso básico en primeros auxilios y un botiquín personal.

 

Antioquia tendrá Comité Departamental para la Prevención y Seguimiento de los Ataques a la Libertad de Prensa

0

Periodistas de distintas subregiones, gremios de prensa y entidades públicas de Antioquia, decidieron darle viabilidad a la creación de una plataforma de diálogo social y acción, que permita construir e implementar estrategias de prevención, protección y autoprotección para quienes ejercen la actividad periodística.

La determinación se concretó durante el encuentro “De los registros a las acciones: diseño y puesta en marcha de mecanismos para las garantías de la libertad de prensa desde los territorios”, realizado en Medellín, el 23 y 24 de febrero, por la Federación Colombiana de Periodistas, con el apoyo de International Media Support.

ENCUENTRO "De los registros a las acciones"

En el contexto de la iniciativa, la FECOLPER presentó su más reciente informe “Las fórmulas del silencio” que referencia las vulneraciones a la prensa durante 2017, y que registra 29 afectaciones con un total de 33 víctimas en Antioquia, situándolo, después de Bogotá, como el departamento con mayor dificultad para ejercer el periodismo.

La directora de la oficina regional de la Federación Internacional de Periodistas, FIP, socializó los mecanismos de protección en el continente, aludió a la convención sobre la seguridad y la independencia que promueve la FIP ante la ONU, e hizo referencia de la credencial de la FIP, el fondo de seguridad y el seguro a periodistas en riesgo.

Durante la presentación de la propuesta piloto de creación del Comité Departamental para la Prevención y Seguimiento de los Ataques a la Libertad de Prensa, se discutieron preliminarmente los principios, protocolo de acción y las funciones de la plataforma, que entre otras, recibirá y tramitará las denuncias y solicitudes relacionadas con agresiones a la libertad de prensa; activará la ruta de acceso a protección y/o justicia; y gestionará relaciones de coordinación e incidencia con los organismos gubernamentales garantes de la protección de los derechos humanos a nivel local y regional.

Adicionalmente, las entidades del Estado invitadas, Unidad Nacional de Protección, Subsecretaría de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, Procuraduría Regional, Dirección de Derechos Humanos de la Gobernación de Antioquia, realizaron comentarios sobre la iniciativa, dieron a conocer posibles acciones en articulación con el Comité en el marco de sus competencias institucionales y se comprometieron con actividades concretas para impulsar el trabajo de la Plataforma.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Antioquia y la Federación Nacional de Personeros, FENALPER, ratificaron su acompañamiento a la prensa en términos de la defensa de los derechos humanos de los periodistas.

Al cierre de los compromisos y responsabilidades, los asistentes decidieron que inicialmente la plataforma estará integrada por enlaces subregionales de redes u organizaciones gremiales y que desde Medellín se articulará el trabajo preliminarmente con el Círculo de Periodistas de Antioquia, CIPA, y los ex integrantes de la Asociación de Periodistas de Antioquia APA (Fernando Cifuentes y Oscar Morales)

La Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER, se comprometió a apadrinar e impulsar la iniciativa piloto y realizar acciones que faciliten próximas reuniones para definir la ruta que le permita al Comité iniciar actividades para la prevención y seguimiento de los ataques a la libertad de prensa en Antioquia.

¿Trabajas en periodismo o comunicación en Antioquia y quieres vincularte a esta iniciativa piloto? Escríbenos a presidencia@fecolper.com.co

Translate »