Compartir
foto: google imagenes.

El ex alcalde de de Barrancabermeja Julio César Ardila Torres, acusado de matar a un periodista en 2003, se entregó de manera sorpresiva en un juzgado.

El ex funcionario, prófugo desde hace cuatro años, se presentó en un despacho judicial en Bucaramanga sin abogado y acompañado por una hermana.

Ardila Torres está acusado de acordar con paramilitares, presuntamente, el asesinato del periodista Emeterio Rivas el 6 de abril de 2003.

“Yo no hice ningún pacto con los paramilitares ni me reuní con ellos. A la gente se le olvida que fui personero (defensor del pueblo) del Magdalena Medio, y sería incapaz de mandar a matar a alguien” dijo Ardila Torres.

El ex funcionario permaneció detenido en la Cárcel de Chiquinquirá entre julio y diciembre del 2003, cuando era alcalde.

La Fiscalía reabrió ahora la investigación por declaraciones de un ex paramilitar.

Reiner Enrique Brocate, presunto miembro de las Auc, dijo a las autoridades que Ardila Torres planeó el crimen de Rivas junto a alias ‘Bedoya‘, un jefe paramilitar en la región de Barrancabermeja.

“Eso es falso porque ‘Bedoya’ ya declaró que yo no tuve nada que ver. Quiero dejar mi nombre limpio”, dijo Ardila Torres.

Rivas estaba vinculado al programa de protección a periodistas del Ministerio del Interior y de Justicia desde enero de 2001, por amenazas contra su vida.

El periodista dirigía el programa “Las Fuerzas Vivas”, de la “Emisora Calor Estéreo” de Barrancabermeja, en el que lanzaba críticas a la administración de esa ciudad y a sus funcionarios, y en la que denunció que desde 1999 recibía llamadas en las que le amenazaban de muerte.

Antes de su asesinato Rivas había denunciado ante el Concejo de la ciudad la supuesta irregularidad de contratos por parte del alcalde para favorecer a los grupos de Autodefensa.

La organización no gubernamental (ONG) Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), señaló en julio de 2003 que “antes de su asesinato Rivas había denunciado ante el Concejo de la ciudad la supuesta irregularidad de contratos por parte del alcalde para favorecer a los grupos de autodefensa”.

Fuente:www.elespectador.com.co

Leave a Reply