Periodistas colombianos denuncian en Londres la situación de la profesión

Periodistas colombianos denuncian en Londres la situación de la profesión

269
0
Compartir

Londres, 31 mar (EFE).- El presidente de la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper), Eduardo Márquez, y Karen Cepeda, asesora de esta entidad, denunciaron hoy en Londres la situación de inseguridad física y precariedad laboral que viven los periodistas en Colombia, donde no se respeta la libertad de expresión.

Márquez, que también dirige el Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas (CESO-FIP) en Bogotá, y Cepeda se encuentran en el Reino Unido para divulgar la labor de las organizaciones que representan, cruciales para garantizar la supervivencia de la profesión periodística en su país.

Durante su estancia en Gran Bretaña, donde permanecerán hasta el 14 de abril, está previsto que participen en varios actos dirigidos a recabar apoyo a sus proyectos.

Entre otras cosas, se reunirán con diputados de la Cámara de los Comunes, se entrevistarán con la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) e intervendrán en el congreso del Sindicato Nacional de Periodistas británico (NUJ), su anfitrión en esta visita.

En entrevista con Efe, los delegados colombianos indicaron que, desde 1989, han muerto en Colombia unos 140 periodistas en el ejercicio de su profesión, 51 de ellos el año pasado.

Los profesionales colombianos -se calcula que de 5.000 a 7.000 en todo el país- se enfrentan a varios peligros, como las amenazas de los grupos paramilitares, que, tras desmovilizarse en 2005, “se están rearmando”, señala Márquez.

Estos grupos pueden estar vinculados a la alianza gubernamental -hay actualmente 48 congresistas de esa coalición detenidos por su vinculación con grupos paramilitares- o integrados por antiguos narcotraficantes reconvertidos.

Está también la amenaza de la guerrilla de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional; el propio Gobierno del presidente Álvaro Uribe -que “estigmatiza” al periodista al afirmar que “quién no apoya al Gobierno, es amigo de los terroristas”, señala Cepeda- y, sobre todo, los funcionarios “corruptos”: alcaldes, gobernadores y otros cargos que señalan como “objetivos” a los periodistas que no acatan sus directrices.

“Todos los actores del conflicto armado en Colombia quieren convertir al periodista en su jefe de prensa”, ironiza Márquez.

Pero, pese a este panorama, el principal obstáculo para la profesión “no es la guerra, sino las condiciones laborales”, subraya el presidente de la Fecolper.

En Colombia, excepto una minoría, la mayor parte de los periodistas no tiene un salario, sino que se les paga por pieza pese a que se les exige una disponibilidad total y a través del derecho a vender publicidad -lo que, siendo el Estado el principal anunciante, se convierte en otra forma de control de la información-, explica Márquez.

Mientras la Federación, con 1.057 afiliados de 24 organizaciones regionales, intenta definir unas tarifas publicitarias, el Centro de Solidaridad trabaja con el Comité gubernamental de Protección de los Periodistas para asistir a los colegas amenazados, dándoles escolta, coches blindados o ayuda económica temporal en caso de que tengan que abandonar su residencia.

“El apoyo internacional al Centro (financiado, principalmente, por la Federación Internacional de Periodistas, la NUJ y el Gobierno de la comunidad autónoma española de Cantabria) es “el seguro de vida” de sus miembros, señala el presidente.

Además de visitar el Reino Unido, Márquez y Cepeda viajarán a Córdoba (España) el 7 de abril para recoger el Premio Internacional Julio Anguita Parrado, convocado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía, que se le concedió al primero por su “defensa de la labor periodística en uno de los países en los que resulta más difícil y peligroso el quehacer informativo”. EFE

Compartir

Leave a Reply