Para hacer mejor periodismo…

Para hacer mejor periodismo…

527
0
Compartir
Imagen tomada de blogs.lainformacion.com

A ver si reconocen esta sensación: abren su ordenador o su tablet, entran en un periódico conocido, y se ponen a leer una ristra de noticias que no acaba. Artículos, fotos, vídeos, anuncios… Como en el tablón de anuncios del colegio. Papelitos: grandes, medianos, pequeños.

Luego, media hora después, usted entra y se encuentra que las noticias han cambiado de sitio. La de arriba en grande, está abajo a la derecha. Ahora es pequeñita. Otras han desaparecido. Y hay más fotos, vídeos, incluso y una cajita para ver qué se dice en Twitter.

Luego lo intenta con otro periódico y pasa lo mismo. Parece como si cada media hora las noticias cambiaran de sitio como si alguien las hubiera lanzado como dados. Y más, noticias, muchas más… Un torrente de noticias.

Los expertos en internet nos dicen que eso es bueno. Cuantas más noticias pongamos en el escaparate, más posibilidades tendremos de que alguien pinche en ellas y las lea. Al final de cada mes les podremos decir a los anunciantes: “Mira, hemos aumentado el número de lectores”. Y los anunciantes pondrán más dinero.

Para hacer esta rueda más grande y veloz, hemos convertido a nuestros periódicos digitales en un noria de noticias que crece más y más. Y los periodistas estamos dentro de la noria como hámsters enloquecidos: corriendo a toda pastilla.

Esto plantea un problema terrible: si los periodistas invierten su tiempo escribiendo esa enorme cantidad de noticias al día, ¿tendrán tiempo para elaborar buenas noticias? La respuesta es no.

No tienen tiempo para investigar. No tienen tiempo para pensar. No tienen tiempo para ser periodistas.

El periódico británico The Times ha dicho ¡hasta aquí hemos llegado! Su director John Witherow  ha enviado una carta a sus lectores diciendo: mirad, ahora los periodistas no se van a dedicar a renovar cada hora la portada. Lo harán tres veces al día. Así van a tener tiempo para pensar y hacer mejores artículos. Seguro que os gusta la idea.

Witherow (65 años) pensaba que la idea iba a gustar a sus lectores, pero a quien ha gustado de veras es a los periodistas del resto del planeta. En Twitter, muchos han gritado: “Bravo, John”. “Hay vida inteligente en este planeta”, “Por fin”, “Oh, Dios mío, estoy llorando”.

La idea de cambiar el paso a internet se debe a que Witherow quiere “dotar de sentido al torrente de últimas noticias” con los que nosotros los periodistas “bombardeamos” a los lectores los medios digitales. Es decir: menos bombardeo, más calidad.

La idea de calidad del periodismo la definió Witherow en febrero de 2013, cuando tomó los mandos. “A la gente le gusta el enfoque de The Times: es de centro o centro-derecha en su cobertura, pero en las noticias trata de dar una explicación correcta para que las personas se hagan una idea clara. Otros periódicos son más sesgados debido en parte a la naturaleza competitiva del periodismo”.

Witherow creía entonces que, con la oferta de noticias disponible de forma gratuita en Internet, “los periódicos tienen que distinguirse”: “Para un periódico como nosotros, con un modelo de pago, tenemos que ofrecer un mejor análisis, comentarios y exclusivas, es decir, hacer que la gente piense que valemos la pena”.

En 2013 afirmó que no habían hecho recortes en periodistas, sino todo lo contrario, habían invertido en ellos. “Te disparas al pie si no inviertes en periodistas. La gente no se suscribirá a tu periódico”, dijo. En 2014, un periodista de The Times fue elegido el Mejor del Año por la asociación de la Prensa británica gracias a sus reportajes sobre abusos sexuales de niños en Rotterdam.

Tres años después ha puesto en marcha esa filosofía, deteniendo la rueda caótica de las noticias diarias, y centrándose en las informaciones a las que se puede añadir valor con las dos mejores herramientas que tienen todos los periodistas de este planeta: la cabeza y el tiempo para usarla.

No sabemos quién va a ganar: si la noria (se llama SEO, por si no lo sabían), o la cabeza. Pero va a ser una de las batallas más bellas de la historia del periodismo y algún día alguien la contará en una película titulada: La extinción de los hámsters.

Fuente: http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2016/04/01/para-hacer-mejor-periodismo-the-times-da-un-punetazo-al-bombardeo-de-internet/

Compartir

Leave a Reply