Compartir
foto: google imagenes.

Crece escándalo por elección de comisionado de televisión. Como pocas veces en un proceso similar, se detectó que hay presunto fraude en cerca de la mitad de los electores. Descalificadas  75 organizaciones de ‘papel’. En vilo la elección .

La elección del comisionado de televisión que representará a los gremios de la industria se sigue complicando.

Luego de conocerse la puja entre aspirantes cercanos al Gobierno, funcionarios de la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), novias de los comisionados y empresarios del sector, la Organización Electoral detectó lo que se puede calificar como un presunto fraude.

Al menos así se concluye de la revisión definitiva que culminó ayer la Registraduría Nacional del Estado Civil a las asociaciones que buscan votar en el proceso electoral.

La auditoría reflejó que 75 de las 192 asociaciones que se inscribieron a la elección que culminará el próximo 5 de marzo no cumplen con los requisitos establecidos por la normatividad expedida por el Ministerio de Comunicaciones.

La revisión que durante una semana realizaron la Dirección de Gestión Electoral y 14 delegados del organismo electoral puso en evidencia las peripecias de los participantes.

Una exhaustiva verificación a los soportes documentales que presentaron las organizaciones que buscan elegir al reemplazo del comisionado Fernando Álvarez, evidenció múltiples irregularidades.

En esencia, los funcionarios de la Registraduría encontraron que las referidas asociaciones fueron constituidas sin el tiempo requerido por la ley, adjuntaron documentación incompleta, no cumplen con su objeto social, no tienen relación alguna con la industria de la televisión, el número de integrantes es insuficiente, son organizaciones dedicadas a la defensa del medio ambiente e incluso registraron como miembros a menores de edad.

La Organización Electoral detectó que son 75 asociaciones, fundaciones y corporaciones de papel, que al parecer, únicamente funcionan cuando se trata de buscar un botín electoral.

Se encontró que en su mayoría fueron conformadas en los departamentos de Atlántico y Cundinamarca y en la capital Bogotá.

Según informó la Registraduría, y pese a los hallazgos de la revisión, el proceso continuará con el cronograma establecido y no puede haber suspensión, en razón a que la norma que expidió el Gobierno para fijar los requisitos de la elección no establece un número mínimo de electores.

Así las cosas, un proceso que empezó con 192 asociaciones quedó reducido a 117 electores.

Sin embargo, el asunto recompuso las cargas electorales en el proceso y todo indica que la disputa por el cargo se centrará entre Adriana María Saldarriaga Burgos, candidata cercana al grupo de los ex parlamentarios Mario Uribe y William Vélez;

el consejero presidencial José Obdulio Gaviria, el ex comisionado Jorge Figueroa y el polémico empresario de la televisión por cable Juan Gonzalo Ángel, frente a Zulma Constanza Casas García secretaria y abogada, cercana al comisionado saliente Fernando Álvarez, quien dice representar los intereses de los periodistas y críticos de televisión.

No obstante, El Espectador conoció que en caso de que Casas y Saldarriaga lleguen a una instancia final, Álvarez tendría que cumplir las órdenes de Ángel, quién en las anteriores elecciones se convirtió en uno de sus jefes de debate y según dicen fue su jefe en algunas empresas.

A este hecho se suman las denuncias del precandidato Alberto Pico Arenas, quien para algunos es la persona que conforma asociaciones de papel, en el sentido de que le excluyeron del proceso varias de ellas.

Por eso anunció que está pensando en retirarse, un asunto que dejaría en representación de los directores y libretistas únicamente a Adriana Saldarriaga.

Para fortuna de las asociaciones y precandidatos que participan en el proceso, ni la Fiscalía, ni la Procuraduría, y mucho menos la Contraloría, se han pronunciado al respecto y el proceso no tendrá traumatismo alguno.

El debate

En las últimas cuatro elecciones ha sido recurrente el debate por la creación de asociaciones de papel.

Aunque el Gobierno ha tratado de impedir tal situación, no ha podido. Esta vez con la expedición del Decreto 4850 de diciembre 30 de 2008 el asunto no cambió.


Las organizaciones de Malambo, los Bosques y la Madre Tierra

Dentro de las 75 asociaciones no acreditadas aparecieron casos curiosos.

Los comunicadores de Malambo no pasaron la prueba. Lo propio pasó con la Fundación Senderos de Verdad, las Corporaciones del Tolima, los directores del Atlántico, la Asociación Chía Ecológica, los locutores de Soledad, los Copropietarios de Piedecuesta, la Asociación Ambiental Andina, las Asociaciones para la Protección de los Bosques y la Protectora de la Madre Tierra, los Productores Cristianos o las Comunicaciones para la Caña Dulce.

Norbey Quevedo H.

Fuente: El Espectador

Leave a Reply