La Ley de Medios en América Latina

La Ley de Medios en América Latina

233
0
Compartir
Imagen tomada de sinmordaza.com

Por Víctor Ego Ducrot , Periodista, escritor y profesor universitario.

El encuentro de intelectuales de América Latina y el Caribe que acaba de realizarse en La Habana puso en evidencia que las políticas de Estado llevadas a cabo por Néstor y Cristina, y en forma especial el compromiso de la presidenta con la democracia mediática, están alzando sus voces en todo el continente.

Intelectuales y artistas de 17 países de América Latina y el Caribe respaldaron al gobierno de Cristina Fernández, y destacaron las repercusiones que tiene nuestra Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en el ámbito regional, pues la experiencia argentina es vista como ejemplo y estímulo por otros actores y procesos políticos acosados por las corporaciones de la palabra y la imagen.

Tales apreciaciones surgieron de los debates y las conclusiones a las que arribó el  Encuentro Taller de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad (RED – EDH), realizado entre el 28 y el 30 de julio pasados, en La Habana. En ese foro se manifestó un claro apoyo a los logros de la experiencia política iniciada en 2003 por Néstor, y continuada por la jefa de Estado que buscará su reelección en octubre próximo. Los intelectuales latinoamericanos reunidos en la capital cubana pusieron especial énfasis en el valor que tiene la nueva Ley de Medios, como herramienta fundamental para las construcciones democráticas e inclusivas que se registran en el área.

“Es urgente consolidar las bases sobre las que se levante un mundo emancipado, sin colonialismos, sin colonias ni imperios, sin esclavitud ni racismos, sin sometimiento de ninguna forma de vida. El diálogo entre las cosmovisiones y las tradiciones liberadoras de la humanidad, la poesía, los cantos, la danza, el arte y la imaginación creadora de nuestros pueblos, contribuirán a encontrar los nuevos lenguajes y decisivos caminos para la emancipación material, cultural y espiritual, en el abrazo con todos los pueblos de la Tierra”, expresa el documento “El fuego encendido contra la noche oscura”, suscripto por los intelectuales reunidos en La Habana.

La misma declaración, dada a conocer el 30 de julio último, sostiene que la  RED – EDH “celebra y defiende los logros y conquistas de los movimientos sociales y de los gobiernos revolucionarios y progresistas”. Durante los debates que culminaron con ese manifiesto fueron subrayadas las experiencias latinoamericanas que emergieron como respuestas liberadoras, tras los años de plomo del modelo neoliberal: Argentina, Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Uruguay; luego Nicaragua y El Salvador, y ahora la expectativa que se abre en Perú con la llegada Humala a la primera magistratura.

Entre quienes participaron en el evento y suscribieron el texto figuran los cantautores Daniel Viglietti y Ricardo Flecha, de Uruguay y Paraguay respectivamente; la académica venezolana Carmen Bohorquez y el poeta y periodista colombiano Fernando Rendón, Premio Nobel Alternativo y director del Festival Internacional de Poesía de Medellín.

También estuvieron presentes, entre otros,  el escritor cubano Miguel Barnet; Camille Chalmers, intelectual y activista destacado del movimiento popular de Haití; Gilberto Ríos, del Frente Nacional de Resistencia de Honduras; Carlos Molina,  académico salvadoreño y columnista del periódico digital Contra Punto; la académica mexicana Ana Esther Ceceña; y el autor de estos encuentros de los miércoles.

La reunión analizó y trazó estrategias para el fortalecimiento del trabajo de la RED – EDH y sus capítulos nacionales “ante los desafíos que diariamente nos imponen la labor de los grandes medios de comunicación, al servicio de los intereses oligárquicos, y las mentiras y difamaciones de las feroces campañas mediáticas”, dice uno de los instrumentos preparatorios del cónclave que tuvo lugar en la Casa del ALBA, en La Habana.

La Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad constituye “un movimiento de pensamiento y acción contra toda forma de dominación”. Ese proyecto responde a la necesidad de dar cumplimiento al mandato de la Asamblea Plenaria del Encuentro Mundial de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, celebrada en Caracas el día 6 de diciembre de 2004, que congregó a representantes de cincuenta y dos países y diversas culturas.

En dicha asamblea, se coincidió en la “necesidad de construir una barrera de resistencia frente a la dominación mundial que hoy se pretende imponer” y dar paso a una ofensiva mediante acciones concretas de lucha, entre las cuales figuran crear una red de redes de información, acciones artísticas y culturales, y encuentros coordinados para la movilización de sus integrantes, en forma articulada con las luchas populares, en defensa de la justicia social, la democracia participativa, y para alertar contra todo tipo de acciones promovidas desde los centros hegemónicos contra la paz y la convivencia.

En los distintos encuentros y actividades realizadas por la RED desde su fundación, adhirieron y participaron personalidades como Gabriel García Márquez, Adolfo Pérez Esquivel, Nadine Gordimer, Noam Chomsky, Ernesto Cardenal, Eduardo Galeano, Theotonio Dos Santos, Harry Belafonte, Danny Glover, Ahmed ben Bella, Richard Gott, Pablo González Casanova, Ramsey Clark y Samir Amin, entre muchos otros.

Mientras las deliberaciones de La Habana tenían lugar, los allí presentes recibimos una buena noticia. El Congreso de Bolivia, con mayoría del gobernante Movimiento al Socialismo, aprobó una nueva legislación de telecomunicaciones, que acaba con el dominio empresarial sobre el espacio radioeléctrico y les asegura el acceso a comunidades indígenas, organizaciones sociales y al Estado Nacional.

Por supuesto, esa ley fue blanco de las peores críticas por parte de las empresas oligopólicas, porque, inspirada en la flamante legislación argentina, la misa reparte el espacio radioeléctrico en un 33% para el Estado, otro porcentual idéntico para la explotación privada, un 17% para las comunidades indígenas y otro tanto para el conjunto de las organizaciones sociales. La nueva norma jurídica obtuvo aprobación parlamentaria el jueves pasado y establece que la transición de un régimen a otro se cumplirá en forma gradual, en la medida que las licencias vigentes vayan llegando a término, muchas de ellas a partir del año 2017.

Pero hay más. En el marco del reciente y sonado juicio por injurias calumniosas que la presidencia de Ecuador le ganó al diario El Universo, indicadores académicos de ese país constataron que la mayoría de los medios de comunicación mintieron completamente o a medias sobre la supuesta rectificación que el diario sancionado por los jueces le ofreciera al presidente Rafael Correa. Esa es la conclusión a la que llegó un análisis de Mediaciones, informe que regularmente publica el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal).

No caben dudas. El encuentro de intelectuales de América Latina y el Caribe que acaba de realizarse en La Habana puso en evidencia que las políticas de Estado llevadas a cabo por Néstor y Cristina, y en forma especial el compromiso de la presidenta con la democracia mediática, están alzando sus voces en todo el continente.

Fuente: http://corrientecnp.org.ar/web/?p=6999

Compartir

Leave a Reply