Informe Fecolper 2012

Informe Fecolper 2012

380
0
Compartir

El periodismo: acosado, agredido y estigmatizado

  • En medio de la celebración del Día del Periodista en Colombia, el panorama no resulta nada alentador para los comunicadores.
  •  Las pésimas condiciones laborales, junto a las agresiones de los grupos armados legales e ilegales y el acoso judicial al que se ven sometidos por destapar verdades ocultas que a muchos no les gusta, hacen parte del paisaje nacional de los periodistas y su día a día.
  •   Los casos de agresiones y muertes siguen quedando en la impunidad.

Bogotá 9 de Febrero de 2013- En la tradicional celebración del Día Nacional del Periodista, la Federación Colombiana de Periodistas -Fecolper, mantiene la alerta a toda la sociedad colombiana sobre las crudas condiciones en que ejercen su labor los comunicadores y las amenazas a la libertad de prensa en nuestro país.

La Fecolper hace propicia la ocasión para llamar la atención sobre  los continuos peligros a los que se ven expuestos los informadores, pese a los avances que existen en materia de normatividad en protección a periodistas.

En su informe más reciente sobre la situación del periodismo y la libertad de prensa durante 2012 (Ver informe abajo), la Fecolper alerta sobre los casos de homicidios, muertes y atentados a periodistas colombianos.  Y especialmente centra su preocupación sobre los riesgos y amenazas para el libre ejercicio periodístico, pues no cesan las agresiones a los periodistas y por el contrario se continúan registrando  ataques a las instalaciones de algunos medios de información, especialmente a los comunitarios.

Pero lo más alarmante es que muchos de estos a tentados a la libre expresión, han quedado en la impunidad; lo que pareciera llevar a la ciudadanía fácilmente al olvido de cada hecho de agresión, convirtiendo a los periodistas en seres más vulnerables y al periodismo en el blanco fácil para atacar y silenciar.

Aunque las modalidades de las agresiones hacen que en el 28.6% de los casos no se pueda determinar su autoría, dentro de los perpetradores identificados, ocupan el primer lugar los integrantes de la fuerza pública, seguidos por las denominadas Bandas Criminales (Bacrim), inmediatamente después por funcionarios públicos, grupos insurgentes, particulares y finalmente los ex funcionarios.

Aumenta el acoso a la verdad

Otro de los temas en los que llama la atención la Fecolper tiene que ver con el acoso judicial, pues los relacionados con el orden administrativos y judicial, crecen día a día, y el uso de la publicidad se convierte en  una medida más para “castigar o premiar” a los medios o a los periodistas, si estos no satisfacen los intereses, especialmente de las grandes empresas.

De igual manera la Fecolper enfatiza en que mientras la pauta sea utilizada de manera indiscriminada para manipular el ejercicio de informar, no solo se afecta la prensa sino que finalmente se engaña a toda la ciudadanía y se obstruye el conocimiento de la verdad.

El caso más reciente lo contempla la abrumadora publicidad de la compañía Pacific Rubiales en medios nacionales para con ello ‘minar’ al parecer, las denuncias realizadas sobre las malas condiciones laborales a las que presuntamente mantiene a muchos de sus trabajadores.

Finalmente la Fecolper alerta sobre el crecimiento del acoso judicial contra los periodistas colombianos, estrategia  que parece crecer de manera alarmante con el único fin de amedrentar y callar a la prensa, llevándola a los estrados judiciales y demandándola por “injuria y calumnia”.

Lo anterior visibiliza el vacío y la urgencia de tener una legislación clara y precisa que proteja el derecho a la información, y además, denota  la importancia de un mayor conocimiento de jueces y fiscales en materia de libertad de expresión.

Condiciones laborales de periodistas

Y sumado a todo el anterior panorama que rodea el ejercicio de informar, están también las precarias condiciones en las que se ejerce el periodismo en Colombia.

De acuerdo con la Fecolper, los periodistas en Colombia dedican un 60% del tiempo de trabajo a la venta de publicidad y un 40% para recopilar y procesar la información que será expuesta a la ciudadanía. Esta delicada y penosa situación, deja entrever la efímera calidad de información que llega a la comunidad en general y que finalmente visibiliza otra forma de esclavizar la noticia y sujetarla a las condiciones económicas y laborales de los periodistas.

Con todo lo anterior, la Fecolper invita a todos los periodistas a no bajar la guardia y por el contrario a continuar en la búsqueda de dignificar la profesión, pues la organización gremial enfatiza en que sigue y seguirá insistiendo en la protección de los periodistas, mejores condiciones laborales y la libertad de la información.

Compartir

Leave a Reply