Compartir
foto: google imagenes

Dos días después del asesinato del periodista y camarógrafo Diego Rojas Velásquez, del canal comunitario SUPIA TV, es necesario precisar algunos datos que rodearon el hecho luctuoso.

Testigos que compartieron con el colega Diego, sus últimos minutos de vida, aseguran que se encontraba en los estudios del noticiero cuando recibió una llamada y, posteriormente, sin mencionar nada, salió de las instalaciones del canal en su moto.
Minutos después recibieron una llamada telefónica, en la que les notificaron sobre la muerte del periodista.

Su deceso no se produjo en la zona urbana de Caramanta, Antioquia, como inicialmente se informó, sino en la vía que de Supía conduce hacia este municipio, en jurisdicción de Supía.

Colegas de varios medios que se desplazaron hasta Supía, el día de ayer, informaron que el periodista cubría especialmente deportes, algunas notas judiciales y que se dedicaba a orientar programas de índole comunitario.

Sus familiares y amigos, expresaron que Diego nunca manifestó la existencia de amenazas.

Las autoridades ofrecieron 15 millones de recompensa, para quien de información sobre el paradero de los autores o autor material del homicidio.
Federación Colombiana de Periodistas, FECOLPER
La FECOLPER representa a más de 1000 periodistas en 19 departamentos del país
Afiliada a la Federación Internacional de Periodistas, FIP

La FIP representa a más de 600 mil periodistas en 126 países.

fuente: www.fecolper.com.co

Compartir

Leave a Reply