Compartir
Foto tomada: google images

El pasado 4 de noviembre en la ciudad de Palmira, Valle del Cauca, el periodista Carlos Gutiérrez y su camarógrafo Edison Ardín fueron agredidos por un guardia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec. Los comunicadores hacen parte del espacio ‘Uninoticias’ que se transmite por el canal regional Telepacífico.

Los hechos ocurrieron cuando miembros de la Policía de Carreteras realizaban un operativo para revisar que los conductores estuvieran cumpliendo con las normas de seguridad vial. De pronto, los agentes le solicitaron a un motociclista que se detuviera debido a que transitaba sin casco ni chaleco reflexivo, pero este hizo caso omiso y siguió de largo. Los oficiales lo persiguieron, mientras tanto los periodistas hicieron lo propio para registrar los hechos.

Según lo narró el periodista Gutiérrez, una vez fue detenido el motociclista los agentes se percataron de que se trataba de Eddy Pineda Martínez, guardia de la cárcel de Palmira. Pineda, al ver que estaba siendo grabado por el camarógrafo, se abalanzó contra él, lo insultó y con su mano le volteó la cámara. Cuando Gutiérrez intentó intervenir el guardia lo recibió con un puño en la cara.

En diálogo con la FLIP, el coronel Luis Alberto Montenegro, comandante de la Policía de Carreteras del Valle del Cauca, confirmó que el agresor era un funcionario del Inpec. “(El guardia) se molestó al ver que estaba siendo grabado y por eso su reacción contra el camarógrafo”, señaló el oficial, quien agregó que los agentes le colocaron a Pineda un comparendo debido a su infracción de tránsito.

Por su parte, Ana María Escobar, jefe de prensa del Inpec, aseguró a la FLIP que si el guardia se encontraba uniformado, tendría a lugar una denuncia ante la Procuraduría por su fuero de funcionario público. En efecto, el periodista le confirmó a la FLIP que Pineda se encontraba con el uniforme y todos los distintivos de la entidad.

***

La FLIP manifiesta su preocupación por los hechos que se constituyen en una grave violación a la libertad de prensa. Según los registros de la FLIP, cada vez son más frecuentes las agresiones a los periodistas cuando realizan este tipo de cubrimientos, pero resulta aún más delicado que estas agresiones provengan de funcionarios públicos. La FLIP solicita a la Procuraduría General de la Nación investigar la actuación del guardia y al Inpec hacer las investigaciones internas pertinentes.

Compartir

Leave a Reply