ALERTA: FECOLPER rechaza acoso contra corresponsal de Teleantioquia en el...

  ALERTA: FECOLPER rechaza acoso contra corresponsal de Teleantioquia en el Bajo Cauca

238
0
Compartir
Foto tomada de Google images

La Federación Colombiana de Periodistas, se une a la voz de su organización afiliada, la Asociación de Periodismo de Antioquia, APA, que rechaza el temerario acoso de que ha sido víctima el colega Luis Carlos Cervantes, corresponsal de Teleantioquia Noticias, durante los dos últimos meses, por parte de sujetos que pretenden denuncie las bandas criminales al servicio del narcotráfico, en el Bajo Cauca antioqueño.

“FECOLPER apoya incondicionalmente a Luis Carlos, pues un periodista no puede ser obligado a suplantar a las autoridades para enfrentarse a quienes traicionaron los acuerdos de desmovilización, propuestos por el anterior gobierno en la llamada ley de Justicia y Paz”, declaró Eduardo Márquez, Presidente de FECOLPER. Tras explicar que los periodistas son informadores  de la sociedad y no informantes, dijo que la organización nacional pedirá protección para el periodista, al Ministerio del Interior.

A continuación, el comunicado enviado por la Asociación de Periodismo de Antioquia, APA:

Desde Asociación de Periodismo de Antioquia rechazamos acoso y presiones a corresponsal de Teleantioquia Noticias en el Bajo Cauca

 Alertamos sobre las visitas recurrentes de desconocidos a casa del periodista Luis Carlos Cervantes y pedimos garantías a las autoridades.

Desde hace dos meses y en doce oportunidades un par de hombres han llegado en horas de la tarde a la casa del periodista Luis Carlos Cervantes, en el municipio de Tarazá, y sin ninguna identificación le han presionado para que denuncie a las bandas al servicio del narcotráfico que operan en el bajo Cauca antioqueño.

“La última vez que fueron (hace diez días) me intimidaron diciendo que si no hablaba me podrían abrir un proceso vinculándome con eso grupos ilegales”, comentó con mucho temor Cervantes, quien es corresponsal de Teleantioquia Noticias desde hace dos años y medio en la región.

Según él, los sujetos que lo han abordado no visten distintivos de autoridades judiciales y solo aclaran que vienen de parte del coronel Luis Eduardo Herrera, comandante del distrito especial de la Policía para el bajo Cauca.

Este oficial aclaró a la Asociación de Periodismo de Antioquia (APA) que en “ningún momento he enviado personas de la Sijín (policía judicial) a buscarlo (a Cervantes)” y que al ser enterado de la situación verificó con sus subalternos, quienes negaron tener cualquier vínculo con estas visitas.

“Invito a este periodista a que denuncie esa situación para tener las bases necesarias e iniciar un esquema de protección especial si lo requiere para que continúe con su labor periodística”, concluyó Herrera.

Frente a todas estas situaciones que afectan la tarea de Cervantes, el director de Teleantioquia Noticias, Francisco Sánchez, expresó su pleno respaldo al corresponsal del noticiero y dijo que confía en que no sean ciertas las versiones recogidas acerca de que esas visitas sospechosas a la casa de Cervantes sean para relacionarlo con grupos ilegales.

“Luis Carlos nunca ha entrevistado a un solo miembro de grupos ilegales, jamás ha enviado material relacionado con versiones dadas por la guerrilla ni cualquier otro grupo que esté en la región”, explicó Sánchez, quien informó que buscará una reunión con altos mandos de la Fuerza Pública para tratar esta situación.

Pero esta no es la primera situación de riesgo que ha afrontado Cervantes este año. El 11 de junio pasado, cuando iba a cubrir una noticia en Nechí, municipio vecino de Tarazá, fue interceptado en la carretera por cuatro hombres armados que iban en dos motos y en medio de amenazas lo obligaron a entregarles su celular. El mismo Cervantes descartó que fuera un atraco, pues no le quitaron otras pertenencias.

Asimismo, APA denunció la agresión física que recibió este corresponsal el 21 de abril pasado por parte de un patrullero de la Policía, en momentos que indagaba acerca de la captura de un suboficial en Tarazá, quien portaba munición de guerra con destino a grupos armados ilegales. El agresor fue procesado disciplinariamente por la Institución.

Cervantes aseguró que luego del incidente abril no hay una colaboración plena por parte de los voceros en la región de la Policía y el Ejército para facilitar el registro de distintos hechos relacionados con las acciones armadas de las bandas delincuenciales y se han mostrado renuentes a atenderlo.

Contó el reportero que el último hecho se presentó el 14 de agosto, cuando explotó una granada en el municipio de Caucasia que dejó varios heridos. Verificó que el hospital local reportó 15 heridos, mientras la Policía hablaba solo de tres. “Cuando llamé al coronel Herrera no me quiso pasar, pero después me llama a decirme que solo son tres heridos, que no saque mal la información,” afirmó Cervantes.

Al respecto, el comandante de Policía sostuvo que en ningún momento habló sobre ese particular con el periodista, y afirmó que “nunca ha sido mi intención interferir con la labor de los periodistas y como

no tengo una persona de enlace con la prensa a todos los periodistas trato de atenderlos”. Aclaró el oficial que si en algunas oportunidades no ha atendido los llamados a su teléfono celular es porque a se encuentra en zonas donde no hay señal o se encuentra atendiendo tareas propias del servicio.

En medio de ese panorama, en la Asociación de Periodismo de Antioquia (APA) pedimos a las autoridades de la región a que brinde garantías a Cervantes para el ejercicio de su labor como corresponsal y rechazamos toda intimidación, presión u obstrucción a la labor periodística. También invitamos al periodista a denunciar inmediatamente las anómalas visitas que ha recibido en su residencia, para poder tener la protección a que tiene derecho.

Además recordamos que al periodista lo ampara el secreto profesional, consagrado en el artículo 74 de la Constitución Nacional, y no tiene por qué ser presionado por ningún actor legal o ilegal a entregar información que haya obtenido dentro de sus labores periodísticas.

Desde ya solicitamos a los voceros del Ejército y la Policía Nacional en el bajo Cauca antioqueño, no solo que estén dispuestos a informar a Cervantes sobre los hechos de orden público en la región, sino que se ofrezca con prontitud las medidas de seguridad que sean necesarias para proteger la integridad de este periodista, máxime cuando esta zona del país es uno de los focos más intensos del conflicto armado.

Medellín, 26 de agosto de 2010

Junta Directiva

Asociación de Periodismo de Antioquia-APA

Compartir

Leave a Reply