Compartir
Foto: google images

Galo Torres Serra, alcalde de Carmen de Bolívar, municipio ubicado a 106 kilómetros de Cartagena, ha protagonizado, varias agresiones contra periodistas en la zona, durante las últimas semanas:

Lila Leyva, periodista de la emisora comunitaria Carmen Estéreo y corresponsal de El Universal en Bolívar, denunció al Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Ceso-FIP, los hechos ocurridos el pasado 29 de julio, en los que fue víctima de agresiones físicas y verbales por parte del mandatario. Ese día, mientras la colega, leía en el programa “Pasando la Tarde” de la estación comunitaria el decreto 135 -aparentemente expedido por la alcaldía municipal- que restringía el tráfico de motocicletas con acompañantes o parrilleros de 5 pm a 7 am, el alcalde arribó, alterado, a las instalaciones del medio con aproximadamente 60 mototaxistas.

El alcalde procedió a violentar la puerta de la emisora e insultó a los periodistas, denigrando moralmente de Lila Leyva con alusiones sexuales discriminatorias, y como si fuera poco, manoseó un seno de la comunicadora, según denunció ella al Ceso-FIP. Galo Torres acusó a los periodistas de la emisora de falsificar su firma en el decreto leído que, según gritó, es falso.

Días atrás, Jairo Vélez Hernández, director de Carmen Estéreo, había enviado una carta al Ministerio de Comunicaciones, a los organismos de control y medios, en la que señalaba cómo el mandatario local tendrá que comprobar su alegato sobre la falsedad del documento, ante las autoridades y órganos de control respectivo.

Por su parte, el periodista Rafael Raimundo Lascarro Galeano que también labora en la emisora comunitaria y trabaja en un proyecto de Caracol Social, explicó a Ceso-FIP que a mediados de julio también había sido agredido por Galo Torres.  En esa ocasión el periodista leía al aire una carta enviada por un ciudadano, cuando el alcalde solicitó hacer uso del derecho de réplica.  Su solicitud fue atendida pero, según explicó Lascarro, utilizó el espacio para insultarlo en vivo.

En una segunda oportunidad, el periodista también denunció que el alcalde llegó a la emisora con actitud hostil, golpeando fuertemente las puertas.  Estos hechos fueron denunciados ante la Procuraduría y la Fiscalía.  Las agresiones fueron puestas en conocimiento de la Fiscalía Local 8 de Carmen de Bolívar y ante la Procuraduría Regional.

“Estamos a la espera de la acción de la justicia, pero entretanto, en nombre de la Federación Colombiana de Periodistas y de la Federación Internacional de Periodistas, condenamos de la manera más enérgica, el abuso de autoridad del mandatario”, declaró Eduardo Márquez, presidente y representante en Colombia de la dos organizaciones, respectivamente. Luego agregó: “En el caso de la colega Lila Leyva, se configuran dos agresiones imperdonables: una contra la libertad de información y otra contra la dignidad de una mujer, irrespetada por un funcionario gubernamental. Hacemos un llamado a todos nuestros afiliados para que se pronuncien, por todos los medios a nuestro alcance, contra esta nueva expresión de intolerancia”.

Leave a Reply