Compartir
Foto :googleimagenes

Iracundos concejales de Barrancabermeja obstaculizan el trabajo de periodista y hurtan material y la FIP alerta a Procuraduría sobre caso de agresor de periodistas en Montería.

El colega Pedro José Severiche Acosta, reportero de la perseguida emisora Antena del Río, fue objeto de una agresión por parte de un grupo de concejales del puerto petrolero de Barrancabermeja que hurtaron su grabadora, tras constatar que había grabado parte de una álgida discusión, según informó la Corporación de Periodistas de Barrancabermeja y el Magdalena Medio.

Los hechos se produjeron en la noche de ayer, en el recinto del Concejo de Barrancabermeja, cuando la coalición que nombró al Contralor y al Personero de la ciudad, se reunió en un salón para reclamar lo que calificaron de “falta de compromiso” de dos concejales que se deslizaron hacia otra alianza.

Los reclamos se realizaban a gritos, acompañados de palabras de grueso calibre, junto a un grupo de periodistas que cubría las labores habituales de la corporación administrativa, separados por una puerta. Cuando los concejales se dieron cuenta que el colega Severiche estaba grabando, además de increparlo, le raparon la grabadora, llamaron a un grupo de policías para que lo sacara del recinto, y lo amenazaron con una denuncia penal.

La reacción solidaria de los colegas no se hizo esperar: Pedro José Severiche, fue dejado en libertad y se le exigió la devolución del material periodístico a los agresores, entre quienes se encontraba la Presidenta del Concejo, Luz Enna Cortés Angarita de Convergencia Ciudadana y su copartidario Diego Elkin Arango, así como los liberales Nestor Riaño y Nadin Saad.

Los concejales dicen que regresan el material hurtado, solamente si el periodista firma un documento cuyo contenido no se ha dado a conocer.

“Unos desacuerdos politiqueros terminaron desbordándose para convertirse en una grave agresión contra la libertad de prensa”, declaró Eduardo Márquez, Presidente de la Federación Colombiana de Periodistas. “Ahora bien, la firma del documento por parte del colega, quien además es presidente de la hermana Asociación de Periodistas de Barrancabermeja, constituiría, en la práctica, un constreñimiento ilegal, delito que se sumaría al de hurto y a la violación a la libertad de trabajo”.

El dirigente gremial, quien además es director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, anunció que su oficina pondrá este caso en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación.

Igualmente recordó que frente un caso similar en la ciudad de Montería, donde un ingeniero contratista del municipio y ex alcalde golpeó al gerente del programa de televisión Zona Franca, Pompilio Silva Sánchez, y del reportero-camarógrafo Milton Carmona Morelo, la Federación pidió al ente de control ejercer la vigilancia de los procesos penales, iniciados en las Fiscalías 26 y 21. De esta manera busca garantizar la correcta función del aparato judicial y velar por el interés de la sociedad de contar con una prensa libre de presiones y amenazas, pues el agresor se jacta, en privado, de poder “arreglar” a la Fiscalía.

 

Compartir

Leave a Reply