Alerta – Ceso-FIP denuncia crimen de periodista de Santander de Quilichao, sur...

Alerta – Ceso-FIP denuncia crimen de periodista de Santander de Quilichao, sur occidente de Colombia

250
0
Compartir
Foto tomada: google images

Popayán, Colombia) De dos disparos hechos a quemarropa, fue asesinado el periodista Silvio Muñoz, el pasado domingo 3 de diciembre, en la ciudad de Santander de Quilichao, departamento del Cauca, al sur occidente de Colombia.

Muñoz, quien dirigía el programa de opinión y debate, “Micrófono Abierto”, en la emisora “La voz de los Samanes”, se movilizaba en su motocicleta, cuando a 50 metros de su residencia recibió un primer disparo en la espalda, hecho por dos sujetos que también se desplazaban en motocicleta. Según el fiscal que lleva el caso, el periodista fue rematado con un segundo disparo que lo impactó en el pecho.

Por su parte el periodista Omar Acevedo, compañero y amigo de Muñoz, en entrevista concedida a la emisora 1.040 de Popayán, señaló: “Hay algo raro en todo esto, pues sobre la motocicleta de Silvio, pudimos ver otra moto. Probablemente esto quiere decir que a los asesinos se les averió su motocicleta. El juez dijo que comenzaría la investigación por ahí”.

Al ser preguntado por posibles amenazas, respondió: “En el trabajo periodístico, uno siempre tiene enemigos gratuitos. Nos hacen llamadas a la media noche a la casa, para amenazar porque decimos una verdad o porque estamos dando una noticia que no conviene a alguien. Por “Micrófono Abierto”, Silvio estaba recibiendo amenazas desde tiempo atrás. Entonces creo que lo mataron por ser periodista”.

Sin embargo, la presidenta de la Corporación Cauca de Periodistas, Luz Edith Cometa, quien investiga este nuevo crimen que enluta al periodismo colombiano, le dijo a Ceso-FIP que existen dos versiones sobre los móviles: además de su aguerrido programa, varios ciudadanos consultados explicaron que, recientemente, el periodista había liderado una manifestación contra los moto-taxistas, conocidos como “moto-ratones”, luego que hicieran una protesta contra las autoridades municipales, en la que cometieron varios desmanes.

En nombre de los 500.000 afiliados a la Federación Internacional de Periodistas, el director de Ceso-FIP, Eduardo Márquez, lamentó el crimen del colega Silvio Muñóz y envió sus condolencias tanto a sus familiares, como a colegas y amigos: “Este cobarde asesinato, es un nuevo mensaje de la intolerancia que rechaza el debate de ideas y las formas civilizadas para resolver conflictos”.

“Esperamos que en este caso, las autoridades que asumieron la investigación, determinen la identidad de los criminales y los pongan tras las rejas. La libertad de prensa requiere con urgencia ponerle un punto final a la impunidad. Entre tanto, hago un llamado a todos los colegas colombianos, para que profundicemos nuestras investigaciones, para que redoblemos esfuerzos en la búsqueda de la verdad, para dejemos de lado la autocensura y busquemos mecanismos para circular la información cuando hay peligros en una región”.

Finalmente y luego de recordar que Silvio es el sexto colega asesinado durante el 2006, Márquez se preguntó: “¿Cuántos crímenes más debemos llorar hasta que la sociedad, en su conjunto, comprenda que sin nosotros no es posible la democracia?”.

Centro de Solidaridad
Federación Internacional de Periodistas
Ceso-FIP

Rectificación sobre crimen de periodista en Santander de Quilichao, Colombia

Jueves, 07 Diciembre 2006

(Bogotá, Colombia) El Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, Ceso-FIP, rectifica la información distribuida en su ultima alerta donde informa sobre el crimen del periodista Silvio Muñóz, ocurrido el pasado domingo 3 de diciembre.

Esa alerta fue redactada con base a unas declaraciones dadas por un colega y amigo de Muñóz, a la emisora 1.040 de la ciudad de Popayán y cuya grabación transcribimos de manera fiel. Hoy, en la tarde, en conversación con Ceso-FIP, el periodista negó haber dicho lo que está consignado en esa grabación.

Por lo tanto, aclaramos que si bien es cierto Muñóz fue asesinado en las circunstancias descritas, no ejercía el periodismo desde hace varios años, excepto para dar asesoría a políticos durante campañas electorales. Igualmente, que cuando dirigía el programa “Micrófono Abierto”, en efecto, recibió amenazas de muerte que lo obligaron a huir temporalmente de Santander de Quilichao y a dejar, de manera definitiva, el periodismo en medios de comunicación.

Lamentamos mucho haber incurrido en estas involuntarias pero graves imprecisiones, por las que pedimos disculpas.

Eduardo Márquez G.
Director

Centro de Solidaridad
Federación Internacional de Periodistas
Ceso-FIP

Compartir

Leave a Reply